DELF/DALF

DELF

DELF A1

Este primer nivel viene a validar los conocimientos básicos. En este nivel, el estudiante es capaz de saber utilizar lo más elemental de la lengua, para una comunicación simple, de descripciones.

DELF A2

Como continuación del primer nivel, el DELF A2 sitúa al estudiante en un nivel elemental, pero un poco más desenvuelto en el manejo cotidiano de la lengua y de las situaciones concretas de su utilización.

DELF B1

Tercera etapa, el DELF B1 viene a validar la independencia del estudiante. En este nivel, se supone que el hablante es capaz de mantener una conversación, extender el diálogo hasta el punto de poder expresar sus opiniones y afrontar situaciones inéditas de la vida cotidiana.

DELF B2

Como grado más alto, el DELF B2 acredita un nivel perfectamente fluido, una total independencia en la lengua y capacidad de autogestión. El hablante de nivel DELF B2 es capaz de responder a cualquier petición y sabe reconocer y corregir sus lagunas.

DELF Junior

En su versión junior, el DELF mantiene sus distintos niveles, pero adaptándolos a los intereses de los más jóvenes, con un enfoque lúdico y pedagógico. Esta formación va dirigida a los niños y adolescentes. Al acabar su formación, el estudiante recibe un certificado idéntico a la versión para adultos.
Hay que señalar que, siendo independientes unos de otros los diferentes exámenes, el estudiante puede inscribirse libremente en las pruebas que elija, según sus progresos y sus motivaciones. Evidentemente, los exámenes se centran en los dos pilares del aprendizaje: la comprensión (escrita y oral) y la expresión (escrita y oral).

DALF

DALF C1

El hablante de nivel C1 es autónomo. Capaz de establecer una comunicación natural y espontánea, posee un amplio vocabulario y sabe elegir las expresiones adecuadas a sus comentarios. Puede mantener un discurso claro y bien construído, sin dudas, que denota el dominio de las principales estructuras.

DALF C2

El dominio de la lengua se traduce en un grado elevado de precisión y naturalidad en la expresión. El hablante de nivel C2 es susceptible de realizar tareas académicas o de nivel avanzado. El DALF (C1 o C2) exime a su poseedor de cualquier prueba lingüística para entrar en la universidad francesa.